Visualizzazioni totali

giovedì 28 maggio 2015

Evaluando la Competencia Digital: enseñar y ser enseñados

Cómo se puede evaluar a alumnos que no quieren ser competentes digitales? Yo empezaría con distinguir enseñar de ser enseñados. No me acuerdo bien, pero acabo de leer un tweet de @mariaacaso que promueve el aprendizaje activo y reza algo así: no te sientas esperando a que te enseñen, aprende activamente!
Pues esta actitud tan dañina (esperar la sopa boba) está más presente en aprendices adultos que en estudiantes jóvenes, porque los primeros ya tienen un background, una mochila pesada, llena de profesores, métodos, didácticas, éxamenes superados, técnicas mnemónicas etc. Repito: a mi juicio la actitud del aprendiz es fundamental para poder evaluar su aprendizaje. Antes de hablar de evaluación hay que reflexionar sobre el aprendizaje porque van de la mano. Las cuestiones sobre qué evaluar y cómo se sustentan en otras más relevantes que son: a quién evaluar y por qué evaluar. Evidentemente, yo profesora tengo que ceñirme a un currículo (el de las enseñanza de idiomas) a una programación didáctica de departamento, a una programación de aula. Luego entran en juego ellos, mis alumnos, todos adultos. Y resulta que no han venido a clase para que yo les cuente el contenido de la programación ni para sacarse un certificado de competencia en el idioma (algunos solo vienen a entretenerse, estudian el idioma por placer, vienen a adquirir una competencia pero les da igual obtener o no un título) sino que cada uno tiene unas necesidades específicas (quiero aprender a hablar con mis primos, quiero mejorar la producción escrita, quiero leer libros de arte, quiero escuchar y entender la ópera, quiero ligar en la playa, quiero hacer unas prácticas de arqueología en Italia...) y por consiguiente, unos objetivos de aprendizaje distintos. Pues bien, yo les confecciono unas clases en las que intento dar cabida a la mayoría de necesidades (gracias a la evaluación de diagnóstico) pero lo que no puedo controlar son sus referentes, sus métodos y técnicas de aprendizaje, sus preferencias y rutinas de adquisición del léxico, sus pautas de reflexión y recogida de apuntes. De todo eso depende de si aprueban mi manera de enseñar o, al contrario, quisieran "ser enseñados" de otra forma, con dictados, sin libro de texto que no sirve para nada (los ejercicio del final esos sí), y con un libro de gramática de base para poder abarcar el idioma globalmente, sistematizándolo antes siquiera de haberlo "usado": todo esto me dijeron ayer.
Parece que no tiene nada que ver con la evaluación pero es fundamental saber de qué bases parte el alumno para no fallar el objetivo. Cuál es el objetivo? Que la mayoría aprenda y apruebe. De la mejor manera posible, a poder ser de la manera más efectiva. Efectiva para quién? No existe la mayoría. Existen individualidades, islas, microcosmos. Los estándares de evaluación meten a todos en el mismo saco, os acordáis de ese chiste en el que se pide a varios animales que superen la prueba de subirse a un árbol?

Mis estudiantes adultos son como una rana, un chimpancé, un ratón y un elefante. Voy a enseñarles a todos de la misma manera? Aprenden ellos de la misma manera? Les tengo que evaluar con los mismos criterios? Yo  - y Gardner - creemos que no. Afortunadamente hay más de una tipología de evaluación, la sumativa, la formativa, la de aprovechamiento, la de diagnóstico, la de progreso, la de certificación, la coevaluación, la autoevaluación... Pero mi duda pesca en aguas más profundas y se queda con la relación entre profesor y estudiante. Existe un pacto implícito, o por lo menos debería haberlo, entre quien enseña y quien aprende. Un pacto de consenso: yo apruebo lo que me quieres enseñar y cómo me lo quieres enseñar y prometo a mí mismo que me esforzaré. Habría que explicitar ese pacto, no se tiene que quedar en el limbo (te has apuntado a este curso y deduzco que quieres aprender lo que yo diga), es tarea del profesor sacar a la luz las necesidades del aprendiz para que ambos reflexionen sobre la mejor manera de llevar a cabo el proceso de enseñanza/aprendizaje. El mes pasado, en una charla en las Jornadas Tic de Las Acacias, asistí a la presentación de una profesora que hacía firmar un contrato de Aprendizaje a sus alumnos!! Les ponía en la condición de aclararse sobre sus objetivos y los instrumentos para alcanzarlos. De hecho, si no hay pacto no puede haber evaluación. Las cosas claras desde el principio: quieres aprender X? Te lo enseño de esta manera. Estás de acuerdo? Sí! Pues las condiciones son las siguientes: tienes que alcanzar X competencias. Y te evalúo de esta manera y con estos criterios (y aquí entran en juego las rúbricas, un instrumento inmejorable para que los criterios sean transparentes).
Yo al principio de curso me presenté a mis alumnos, presenté el libro de texto (por cierto, solo al final del curso me dijeron que no les había gustado nada), les expliqué en qué consistían las clases, que habría exámenes de progreso y de aprovechamiento cada X tiempo, cuales eran los objetivos didácticos a alcanzar y que me gustaba usar las TIC para enseñar. Cómo evalúo la competencia digital de mis estudiantes si no estaba en el pacto? Yo les animaba a que participasen en el blog y les confeccionaba actividades de aprendizaje en las que tuvieran que  publicar online pero se negaban a dar la cara en la red ("cuando alguna página me pedía que me registrara, cerraba todo", me dijo una alumna en una charla informal sobre las andaduras del curso), no tenían identidad digital o no les interesaba hacérsela. Es un pez que se muerde la cola: si un contenido (la CD) no está en el currículo de las EEOOII cómo evalúo algo que mis alumnos saben que no están obligados a dominar?
Es la paradoja de la evaluación: debe haber consenso, como en los gobiernos.

lunedì 25 maggio 2015

Rúbrica para evaluar la Actividad TIC "Concurso en Instagram"

Os dejo una rúbrica que hice con Rubistar para evaluar la Actividad para desarrollar la Competencia Digital titulada "Concurso fotográfico en Instagram".


Rúbrica hecha con Rubistar

Qué me llevo del Mooc CDigital_INTEF

  1. ¿Qué has aprendido con el curso?
He aprendido cosas que ya sabía pero las he profundizado o las he mirado desde otra perspectiva y he aprendido cosas completamente nuevas. Una de las primeras concierne una de las 5 áreas de la Competencia Digital, la Seguridad: evidentemente ya sabía algo sobre ella pero con este Mooc he aprendido que, al diseñar una actividad TIC, es posible (y recomendable) trabajar elementos como los licenciamientos, los derechos de autor, citación de fuentes, identidad digital, junto con los otros contenidos. 
Lo que me ha resultado nuevo y a la vez difícil de gestionar es la interdisciplinariedad y transversalidad de la de la competencia digital, quizás porque al enseñar una lengua extranjera en una EOI (que no es enseñanza obligatoria) me resulta complicado imaginar una enseñanza plurilingüe o transversal entre alumnos de italiano y de alemán... Por lo menos dentro del aula, pero fuera de ella todo es posible y con el Concurso Fotográfico que lanzamos en Instagram a nivel de Escuela sí que quisimos fomentar el multilingüismo y la multiculturalidad a través del uso de esta red social.

2 ¿Cuáles son los aspectos positivos del MOOC?
Lo positivo es que te encuentras con colegas de todo el mundo que intentan innovar y puedes beber de su pasión por mejorar el proceso de enseñanza/aprendizaje y contagiarte de su entusiasmo. Puedes tomar prestadas ideas para tus próximas actividades, se fomenta un diálogo constructivo y una confrontación frúctifera, tanto práctica como teórica. Por supuesto aprendes un montón y sobre todo reflexionas sobe tus propias prácticas, cuando a lo largo del año estás muy ocupado enseñando y no te paras a pensar "qué estoy haciendo?cómo? En qué puedo mejorar?" Yo creo que los Mooc fomentan la autoreflexión pedagógica, fíjate. 

3. ¿Cuáles son los aspectos negativos del MOOC?
Los aspectos negativos son que a veces, si no te implicas con tus compañeros, o simplemente no sabes quienes son ni siquiera virtualmente, puedes pensar que nadie te conoce y te empeñas más bien poco (aunque a veces es simplemente un problema de falta de tiempo, no de ganas). O sea, que si los participantes en el Mooc son perfectos extraños, puede suceder que te implicas menos, te escudas en el anonimato y "no rindes". Y efectivamente, esto suele pasar en casi todos los Mooc a los que se apuntan miles y miles de internautas y tú pasas a ser uno entre cien mil. En los Moocs del INTEF, sin embargo, se respira otro aire, yo conozco a muchos de mis compañeros por haber coincidido con ellos en anteriores Moocs y ya somos casi una familia, los Moocadictos, para utilizar un término que comparte @CuevasAlv. De este modo, te animas a hacer bien las cosas, no solo para tu satisfacción personal y profesional, sino incluso ¡¡para no desmerecer entre tanta sabiduría y profesionalidad!! Lo de que seamos siempre los mismos también tiene una faceta oscura: estaría bien, por ejemplo, mencionar los trabajos de otros compañeros "nuevos" en las entradas del blog del Mooc, para que hubiera más variedad y más heterogeneidad.

4. ¿Qué sugieres para mejorarlo?
Este año he tardado en hacerme a la nueva plataforma, aunque al final ha resultado positiva la experiencia, quizás mencionaría el apartado de debates como el aspecto a mejorar para próximos cursos. Como bien se ha dado cuenta @balhisay los debates eran monólogos y la verdad es que me perdía entre tanto hilo suelto.  Por lo demás no tengo ningún inconveniente en decir que he aprendido mucho y en dar las gracias a compañeros y dinamizadores por tan enriquecedora experiencia vital.

venerdì 22 maggio 2015

Diseño de una actividad TIC

Seré sincera y como el tiempo apremia, en vez de diseñar una actividad para desarrollar la Competencia Digital desde cero para el Mooc #CDigital_INTEF, recupero una actividad que hemos planteado hace apenas dos meses a los alumnos de la EOI de Alcalá de Henares y Arganda, y de la que he sido la impulsora. Se trata de un concurso fotográfico en Instagram. Los alumnos y ex alumnos de todos los idiomas estaban invitados a postear fotos propias de lugares/objetos/locales/monumentos, o sea cualquier cosa en su territorio, que tuviera algo que ver o que les recordara el idioma o el País cuya lengua estudian o han estudiado con el hashtag #Italiacañí, #Inglaterracañí, #Franciacañí o #Alemaniacañí.

1. Justificación curricular de la propuesta: 
En el Currículo de las Enseñanza de Idiomas de Régimen Especial (Decreto 31/2007) se lee lo siguiente:
Dimensión intercultural 
"El acercamiento a otra sociedad y cultura conlleva un contraste espontáneo con la propia sociedad y cultura o con otras ya vividas. Una postura de apertura –frente a la de etnocentrismo– permite comprender la nueva realidad, enriquecerse con ella, además de constituir un “filtro afectivo” que facilita el aprendizaje de la lengua".

Junto con la dimensión intercultural, nuestra propuesta quería potenciar la dimensión sociocultural y sociolingüística de la competencia comunicativa en el idioma. El hecho de tener que fijarse en el escaparate de una tienda, en la etiqueta de un producto, en el busto dedicado a un personaje extranjero en nuestra ciudad, hace que tomemos conciencia de la cultura del "otro" y reflexionemos sobre cómo ha llegado hasta nosotros, de la mano de quién, por qué, cuándo, de qué manera y con qué repercusiones. Simplemente, el hecho de concienciarnos sobre ello (¿por qué la mayoría de las camisetas llevan frases decorativas en inglés?) nos abre la mente y nos ayuda a medir el arraigo de la
cultura extranjera en nuestro entorno.


2. Objetivos y áreas de la competencia digital que se desarrollan:

- Seleccionar la información pertinente (Información)
- Comunicar e interaccionar con la cuenta @eoialcala  (comentar la foto posteada, especificando en qué consiste, dónde ha sido tomada, qué representa para el autor) (Comunicación)
- Publicar fotos propias desde sus cuentas de Instagram con el hashtag del concurso (Creación de contenido)

3. Contenidos:
Aquí un ejemplo de las fotos publicadas por los alumnos desde el 15 de marzo:

4.Metodología: Primero estudié el medio (Instagram) e hice una especie de estudio de mercado. Me inspiré en el concurso #DesafíoINSTAGRAMELE y preparé una presentación en Adobe Voice para mis compañeros de Claustro.

 

Se publicaron las bases del concurso en la web de la Escuela, se elaboró un tutorial para que el procedimiento de uso del recurso fuese accesible a todo el mundo y se empezó a publicitar entre los propios alumnos y en las redes sociales.

A día de hoy (el concurso terminó el 15 de mayo) hay alrededor de 150 fotos publicadas (unas cincuenta por alumnos, el resto las he publicado yo) con el hashtag #eoialcala (o #eoialcalá). Todavía no hemos fallado el premio a la mejor foto por idioma (se regalan unas guías de Roma, Berlín, París y Londres) pero hay que apuntar a dos factores que han frenado su acogida: pocos alumnos tenían cuenta en Instagram y quizás el hashtag elegido no fuera el más apropiado (cañí suele inspirar algo típico pero cutre, sin embargo nuestra idea era la de enfocar la cuestión en el territorio, algo como Italia/Francia/Inglaterra/Alemania nuestra, de aquí...). Tenemos que reflexionar sobre la propuesta, sus aciertos y sus fallos - y sus posibilidades de mejora - pero lo cierto es que ha ayudado a acercar los estudiantes al uso de redes sociales para el aprendizaje, a la reflexión multilingüe (un mismo usuario podía postear fotos de varios idiomas), al enfoque lúdico y de gamificación (el premio final) y por último, a concienciarles sobre su competencia lexical.
To be continued...

sabato 16 maggio 2015

E-actividades

En esta entrada del blog selecciono las 5 e-actividades, una para cada una de las áreas de la Competencia Digital: gestión de la información, creación de contenido, comunicación, resolución de problemas y seguridad.

1. La primera e-actividad consiste en una Webquest creada por Paloma Alonso sobre Leonardo da Vinci y alojada en el repositorio del Ministerio de Educación. Las webquest (junto con las cazas del tesoro) me parecen un inmejorable ejemplo de búsqueda orientada y gestión de la información, junto naturalmente a la resolución de problemas porque plantean tareas a partir de datos que hay que encontrar, filtrar, seleccionar, catalogar, organizar y reelaborar en la red. Consta de un planteamiento, un procedimiento (los alumnos tienen que resolver tareas en grupo), unos recursos y una evaluación. 



2. La segunda e-actividad desarrolla el área de la comunicación y de la curación de contenido y es una actividad que he desarrollado yo misma con mis estudiantes. Se trata de crear un boletín de actividades culturales relacionadas con la cultura italiana y de enviarlo a los compañeros de clase a través de Mailchimp. Los alumnos primero buscan información relevante acerca de exposiciones, conciertos, eventos italianos en Madrid y luego confeccionan el boletín con un programa de creación y difusión de newsletters. A continuación los envían a los correos electrónicos de sus compañeros, que quedan informados al instante de lo que se cuece en su ciudad.


3. La tercera e-actividad que quiero reseñar en esta entrada del blog es el concurso #Desafío InstagramELE, creado por dos profesoras de Español para Extranjeros, Pilar Munday y Adelaida Martín, quienes han lanzado un concurso fotográfico en Instagram. Han conseguido más de 15.000 entradas del hashtag #InstagramELE, han involucrado a estudiantes de ELE de medio mundo para que publiquen fotos relacionadas con el hashtag diario, han fomentado la competencia lexical, sociocultural y sociolingüística de los usuarios. Y han ganado un premio a la mejor práctica didáctica con el uso de las TICs. Han desarrollado las siguientes áreas: creación de contenido (las fotografías subidas por los estudiantes son todas originales y responden a la interpretación personal del autor del concepto y del significado del hashtag del día) y comunicación e interacción, ya que los usuarios interaccionan entre sí gracias a los comentarios y a los likes que permite Instagram. Todo un reto, ¡enhorabuena!


4. Por lo que concierne el área de resolución de problemas quisiera apuntar a un par de cuestiones: Las actividades de resolución de problemas fomentan el trabajo en equipo, la cooperación y la dinámica de liderazgo, la aplicación del saber a la práctica diaria y la toma de decisiones. A éste propósito me gustaría citar los vídeo-diálogos de Fernando Cuevas (@CuevasAlv) como ejemplo de actividad para resolver un problema (el intercambio de informaciones entre estudiantes y cooperantes en la distancia) como ejemplo de e-actividad acertada además de prueba de buena práctica. 



5. Y por último quiero señalar un recurso con muchas actividades sobre Seguridad en la red, creado por el Instituto de la Mujer. Son unas fichas que recogen información acerca de la Seguridad y de los problemas que se pueden encontrar las usuarias al navegar en la red (cyberbullying, acoso, phishing, identidad digital, bulos, contraseñas, amistades engañosas, etc). Las actividades propuestas están muy bien desarrolladas y concretizan objetivos, recursos, materiales y tiempo. No todas son e-actividades, algunas se pueden hacer en un aula con la ayuda de cartulinas, rotuladores y cámaras de foto y otras requieren de acceso a la red.


Es difícil seleccionar solo un área principal, porque las e-actividades normalmente conjugan todos los aspectos de la competencia digital. Aunque a veces la más olvidada es la seguridad, porque al crear una actividad didáctica a muchos se nos olvida poner los créditos, citar las fuentes originales, borrar informaciones confidenciales (nombres de alumnos, difuminar las caras de los menores) y demás aspectos que deberíamos haber asimilado, a estas alturas de la película...

Mi proyecto de decoración cerámica

video

Las tres actividades que considero buena práctica educativa

En esta entrada he seleccionado 3 e-actividades que considero que forman parte de la que denominamos Buena Práctica Educativa. Pero antes que nada quiero aclarar lo que considero yo como Buena e-práctica: que tenga unos objetivos claros, vinculados a los contenidos, que sea entretenida y original, que integre las Tic contextualmente, que respete las motivaciones y necesidades de los estudiantes y que se comparta por igual.


1. El blog de Virginia Espinosa está repleto de actividades que se pueden reseñar entre las buenas prácticas educativas. Selecciono una de las tantas: Se trata de describir en inglés platos tradicionales madrileños. Los alumnos graban sus producciones en Soundcloud, las comparten y las publican en el blog. Esta e-actividad desarrolla las siguientes áreas: información, creación de contenido, comunicación. Búsqueda y filtrado porque los alumnos en una primera fase buscan las recetas y consultan los nombres en inglés de los ingredientes, crean contenido grabando sus propias explicaciones con Soundcloud y lo comparten y publican en el blog de clase. 



2. La editorial Alma suele lanzar videoconcursos para los estudiantes de italiano LS. Empezaron con #l'italianononserveaniente y el último es #lafrasecheamo. Me parecen muy interesantes estas actividades porque conjugan competencia comunicativa verbal (los estudiantes tienen que contar oralmente qué frase les gusta en italiano, por qué, dónde la han aprendido, etc) y competencia audiovisual (tienen que confeccionar un vídeo). Esta actividad desarrolla las siguientes áreas de la competencia digital: creación de contenido y comunicación. El área más importante sea quizás la de la comunicación, ya que el contenido multimedial es subido al canal de Youtube de la Editorial y es compartido (los vídeos admiten comentarios y likes).


3. La tercera actividad que quiero reseñar en esta entrada del blog es el concurso #Desafío InstagramELE, creado por dos profesoras de Español para Extranjeros, Pilar Munday y Adelaida Martín, quienes han lanzado un concurso fotográfico en Instagram. Han conseguido más de 15.000 entradas del hashtag #InstagramELE, han involucrado a estudiantes de ELE de medio mundo para que publiquen fotos relacionadas con el hashtag diario, han fomentado la competencia lexical, sociocultural y sociolingüística de los usuarios. Y han ganado un premio a la mejor práctica didáctica con el uso de las TICs. Han desarrollado las siguientes áreas: creación de contenido (las fotografías subidas) y comunicación (e interacción, ya que los usuarios interaccionan entre sí gracias a los comentarios y a los likes que permite Instagram). Todo un reto, ¡Enhorabuena!



mercoledì 13 maggio 2015

#MoocaféINTEF: lo que se me ha quedado en el tintero

Esta tarde estuve en el encuentro #MoocaféINTef con María Jesús García, @londones, @idocente, Miguel Barrera, Fernando Cuevas y Marta Durán. Hubiera querido plantear más cuestiones, pero como predice el esprit de l'escalier, las cuestiones importantes o las respuestas atinadas, siempre se te ocurren cuando bajas las escaleras para irte. Pues a raíz del comentario sobre qué y cómo evaluar la competencia digital, habría que distinguir, a mi parecer, entre evaluación estrínseca e intrínseca. Hace falta una evaluación intrínseca de la competencia digital: ¿realmente la CD fomenta el aprendizaje? Y fomenta todos los tipos de aprendizaje? De qué manera es efectiva? Y de qué manera y cuándo es más efectiva y promueve más y mejor el aprendizaje? Es igual de efectiva para alguien que aprende mejor moviéndose? O para alguien dotado de un tipo de inteligencia espacial? Lo digo porque, intentando enseñar idiomas con las tecnologías a mis alumnos adultos, me doy de bruces con un problema atávico: ¿están mis alumnos preparados para aprender con el uso de las TICs o prefieren "ser enseñados" con los viejos métodos porque los conocen mejor y se sienten en su zona de confort? O preferirían otros canales y métodos? El gran reto de la educación a adultos es que un estudiante en su madurez ya tiene un bagaje de aprendizaje en su haber, ya ha experimentado muchas técnicas, métodos y profesores. Mis alumnos en un cuestionario que les pasé después de un año escolar en que me esforcé para plantearles retos y actividades de aprendizaje digitales, me contestaron que no estaban seguros de que habían aprendido más y mejor. ¿Dónde está entonces el nudo de la cuestión, en la competencia digital del docente o en los estilos de aprendizaje de los alumnos? No se puede presuponer que las Tics son buenas para todo y todos. Hay que adaptarlas y amoldarlas a los interlocutores, una tesela fundamental en el puzzle de la sociedad del conocimiento, de la comunicación y de la información.

giovedì 7 maggio 2015

Mi lista sobre competencia digital en List.ly

La mitad de los blogs sobre CD están en italiano, la otra mitad en español. Yo domino ambos y además creo que sería interesante, para quien pudiera leer en otros  idiomas extranjeros, no centrarse solamente en la literatura en español, sino también ampliar la perspectiva, porque hay muchísimos blogs y webs (sobre todo en inglés, eso sí) muy buenos en los que profundizar en el tema de la competencia digital. Entre las páginas en italiano está la de la agencia estatal italiana para el desarrollo de la CD, y la añadí porque me parece útil ver qué se está haciendo en otros países para modernizar la administración, a nivel social y educativo para "digitalizar" la ciudadanía.#CDigital_INTEF
View more lists from Paola Iasci

La Competencia Digital